Mini Carrito

Alfabeto Sensorial

(8 valoraciones de clientes)

$ 2.270

En el Método Montessori el niño aprende a leer y escribir por su propio interés y prácticamente de forma autónoma. Es un aprendizaje manipulativo. Inspirado en esta pedagogía les presentamos nuestro Alfabeto Sensorial, que permite al niño tocar y manipular las letras.

3 disponibles

SKU: alfabeto-sensorial Categoría:

Descripción

En el Método Montessori el niño aprende a leer y escribir por su propio interés y prácticamente de forma autónoma. El niño comienza a observar y a interesarse por los materiales que están a su alcance. Es un aprendizaje manipulativo. Aprenden a leer y a escribir tocando, experimentando, entendiendo lo que hacen.

Inspirado en esta pedagogía les presentamos nuestro Alfabeto Sensorial, que permite al niño tocar y manipular las letras. La mano es muy importante ya que está en permanente conexión con el cerebro y envía señales que dejan una huella para generar aprendizaje. El niño aprende a reconocer la letra recorriéndola con su dedito, en el sentido que se adopta al escribirla. Poco a poco y a medida que va memorizando sonidos y letras, irá componiendo sus propias palabras. Una vez entendidos los mecanismos de la lectura, los niños pasan por una etapa de decodificación, descifran las palabras con mucho esfuerzo y con lentitud. Poco a poco, su memoria se activa y empiezan a reconocer las palabras de forma automática. Sin apenas darse cuenta, entran en el mundo de la lectura.

En la pedagogía Montessori empezamos con la letra minúscula y cursiva, pero actualmente muchos centros del sistema educativo comienzan mostrando a los niños las letras imprenta y mayúscula. Así las tablas cuentan con letras cursivas de un lado e imprenta del otro.
Cuando el niño oye y reconoce los sonidos que componen una palabra, puede empezar a manejar letras. Antes de presentar estos materiales como tal, primeramente se pretende que el niño desarrolle habilidades con respecto a ciertos movimientos musculares, coordinación oculo-manual, y sentido de lateralidad (Ejercicios de arriba a abajo y de izquierda a derecha).

El desarrollo de estas habilidades psicomotrices y de ubicación espacial, son un requisito para que el niño de un paso más, y desarrolle la psicomotricidad fina necesaria para agarrar el lápiz y escribir. La psicomotricidad gruesa también juega un papel clave para que el niño pueda realizar ciertos movimientos y trazos grandes; así que, ejercicios como barrer, romper un papel, limpiar plantas, aunque parezca raro, tienen mucha importancia para facilitar la lecto-escritura.

¿Sabías que gatear es muy importante para facilitar la lectura? El niño necesita una coordinación ojo-mano, que le será de gran ayuda en el futuro.

En Montessori el proceso de lecto-escritura está incluído en el área de aprendizaje del lenguaje. Igual que ocurre con el lenguaje oral, el camino que hace el niño hacia las letras y las palabras tiene lugar de una manera muy natural. El papel del adulto es el de realizar una observación profunda y acompañar, ofreciendo aquellos recursos que cubran en cada momento de manera adecuada las necesidades concretas que va manifestando.

Información adicional

Dimensiones 39 × 26 × 2 cm

8 valoraciones en Alfabeto Sensorial

  1. Lucia Bolla (propietario verificado)

    Excelente recurso para comenzar con la lectoescritura. Lo recomiendo como psicomotricista. La calidad de la madera y las terminaciones son excelentes.

  2. Flor (propietario verificado)

    Con 3 años, A ya sabe hacer todas las letras de su nombre y de las palabras que más usa! Ama practicar las formas con su tabla y repasar cada letra y las palabras de cada letra! Los ayuda a mejorar la toma del lápiz y a aprender de forma sensorial los trazos de las letras, lo que les facilita muchisimo para después trasladar los gestos al papel 🤩

  3. Laura (propietario verificado)

    Fue nuestra última adquisision y es simplemente sensacional!!!! Ideal para estimular la adquisición de la lectoescritura!!! Recomiendo ampliamente!!!

  4. Laura Berger

    Es genial!! Se lo regalé a mi sobrina a quien le cuesta mucho escribir por su patología y le ha ayudado mucho. Además de el reconocimiento de las letras, principalmente en cursiva que le es más difícil. Tanto es así que a su prima de su misma a edad, le encantó y practican juntas. Realmente lo recomiendo.

  5. Emilia (propietario verificado)

    Me encanta. Muy bien logrado. Soy Psicomotricista y lo uso mucho en el trabajo. Gracias!!

  6. Natalia Bancheto (propietario verificado)

    Es muy bueno!! Se lo ofrecí a mi hijo de 3 años y poquito, al principio lo usaba, luego lo retiré de la repisa porque no le prestaba atención, hace un par de meses lo puse de nuevo y es un éxito! Así aprendió a reconocer las letras de su nombre!

  7. Andreína Gallo (propietario verificado)

    Excelente calidad y terminaciones.
    Fue lo último que adquirimos para el “peque grande”
    En casa no le presta mucha atención porque es más de la construcción con bloques que de los lapices. Sin embargo le gusta el seguir las líneas …
    Tal vez si practicará colocando bolitas de algodón coloreado (o pelotitas) le gustaría más…
    De todas formas lo llevó a la escuela y lo usaron un montón.
    Volvió todo orgulloso de que habían usado su tabla

  8. Valentina (propietario verificado)

    El alfabeto sensorial lo compramos hace unos meses y nos parece recurso bárbaro para los niños y su inicio con el alfabeto, combina lo motriz y lo sensorial . Nos encanto .

Añadir una valoración

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Productos Relacionados

3 disponibles