Mini Carrito

Calendario Continuo

$ 4.360

Aprender el paso del tiempo se podría considerar una introducción a lo que María Montessori llama Educación Cósmica, que se centra en el conocimiento y el entendimiento del mundo. El adjetivo “Cósmico” hace referencia a lo que hoy diríamos una educación integral (global), que va más allá del aprendizaje memorístico. Para que un niño pueda entender la Historia del Mundo, del Hombre o de su propia Familia, necesita primero entender el paso del Tiempo.

 

1 disponibles

SKU: calendario-continuo Categoría:

Descripción

El Tiempo es un concepto abstracto y complejo que marca todos nuestros Ritmos y Rutinas: las horas, la noche y el día, la semana, los meses, las estaciones, los años. Entender el paso del Tiempo es importante para que nuestros hijos puedan comprender el mundo que los rodea. Pasado o Futuro es un concepto inentendible para un niño pequeño y necesita unos años para empezar a comprender el significado de frases cotidianas como:  “la semana pasada fuimos a lo de los abuelos”, “en verano nos vamos de vacaciones” o “mañana vamos al parque”. Como padres sabemos que los cambios de Rutina y el no dominar el concepto de tiempo (ej: cuánto falta para vacaciones, para mi cumpleaños, etc.,) generan mucha frustración y ansiedad en nuestro niños. Muchos optamos por hacer “repasos del día siguiente” contando qué vamos a hacer y en qué orden, intentando que puedan interiorizarlo y así bajar el nivel de estrés. Decirle a nuestro hijo pequeño “la semana que viene vamos al dentista” no va a ser de gran ayuda, mientras que si se lo decimos con calma el día previo, iremos todos más tranquilos y contentos.

La pregunta que surge es: Cómo lograr incorporar algo tan abstracto como el tiempo y ayudar a nuestros hijos a que entiendan los ritmos que ordenan nuestra vida? La respuesta la tiene María Montessori:

“La educación es un proceso natural realizado por el niño y no se adquiere escuchando palabras, sino por las experiencias en el medio ambiente. – María Montessori

Inspirado en ello tenemos en Mamón nuestro calendario anual que es Manipulativo, buscando transformar el Tiempo en algo tangible y que incorpora conceptos de Montessori y Waldorf.

Cómo Funciona el Calendario Continuo Mamón?

Días. Muchas culturas antiguas creían que cada día de la semana tenía su propio planeta, color, olor y grano. Estas creencias fueron tomadas por la pedagogía Waldorf y es así que en nuestro calendario cada día es representado por un color: Domingo – Blanco; Lunes – Violeta; Martes – Rojo; Miercoles – Amarillo; Jueves – Naranja; Viernes – Verde; Sábado – Azul El niño mueve desde el centro al anillo exterior, una sola pelotita de color correspondiente al día que estamos viviendo, ej: “si hoy es lunes, muevo hacia el exterior una pelotita violeta”. Los días consecutivos va agregando al anillo las otras pelotitas correspondientes, siguiendo el orden de las agujas del reloj. Cuando se completan los colores inicia una nueva semana, cuando se completa el anillo exterior, completamos nuestro próximo ciclo, el mes.

Meses. Están representados en el anillo intermedio por 12 piezas en forma de “Quesitos”, los cuales tienen una cara de madera y una cara de color. Las piezas inician con la cara de madera hacia arriba, y cuando empieza el mes el “quesito” es dado vuelta quedando con el color hacia arriba. El mes que ya transcurrió queda con la cara de color hacia arriba, mostrándonos cómo el tiempo transcurre de forma secuencial y aunque son todos diferentes, tienen una continuidad, y se agrupan formando las estaciones que son el próximo concepto.

Estaciones. Las Estaciones están representadas por 12 Pimps con diferentes capitas de colores. En nuestro calendario respetamos los colores utilizados en la pedagogía Waldorf pero adaptados a las estaciones de este hemisferio: Verano – Amarillos y naranjas; Otoño – Rojos y marrones; Invierno – Azules; Primavera – Verdes. Cada Pimp tiene una tonalidad de forma que el invierno tiene colores muy diferentes al verano y aunque están divididas en 4 existe un pasaje gradual de una a la otra, es así que por ejemplo setiembre es un color verde azulado ya que es cuando pasamos de invierno a primavera.

Años. Cuando todo el Calendario se tiñe de colores completamos un año, y el ciclo continúa.

Fechas Especiales. Tiene unos marcadores a los cuales se le puede colocar el dibujo o palabra que quieran, incluso el niño puede ser quien haga la imagen que para el represente un evento puntual (como su cumpleaños por ejemplo) los podemos poner en meses a futuro y también en el día específico que le corresponde.

En el calendario que proponemos todas las piezas están presentes. Las piezas no se quitan, simplemente se mueven y cambian porque el tiempo es continuo. La mayoría de los adultos creemos que el 31 de diciembre arrancamos la última hoja del almanaque y empieza una nueva vida, pero en realidad es solamente la continuación de lo que hemos hecho en nuestro pasado. Intentemos a través de nuestros hijos, ver devuelta el mundo con los ojos de un niño y comprender que lo que hacemos hoy define dónde estaremos mañana.

1 disponibles